Pasar al contenido principal
CNE
CNE

Jugar, imaginar y escribir

Escribir es hablar con gente que no existe. Es imaginar que están ahí.
Yolanda Reyes

Imaginemos que escribir es como cuando hablamos solos: es un juego en el que inventamos a un personaje con el que charlamos “como si fuera de verdad”. Es por esto mismo que a continuación, pasaremos a imaginar un cuento en el que podamos jugar con un personaje al que le pase algo sorprendente. No se preocupen sobre lo que sucede, sobre esto tan solo hay que recordar las palabras de la escritora Yolanda Reyes cuando nos habla de escribir cuentos: “Cualquier cosa puede ser posible”. Así que no se preocupen, imaginen todo lo que deseen. Como cuando somos niños imaginar personajes es algo fácil, trataremos ahora de hacerlo sumándole una característica especial, por ejemplo, que sea de vidrio. Así es, pensemos en nuestro personaje imaginado como un niño o una niña de vidrio que tiene que ir a la escuela a estudiar, o quizá ir de vacaciones a una playa. ¿Qué creen que le podría suceder a alguien con la piel y la carne de vidrio si va a la escuela o a la playa? ¿Cuál podría ser un problema para alguien de vidrio en la escuela o de paseo en vacaciones? ¿Crees que sea alguien que tenga miedo a romperse? Y ¿Qué pasaría si incluso ese personaje fueras tú?

Nota: Antes de empezar a escribir, recordemos las características especiales del vidrio, las cuales sin duda deberán afectar a nuestro personaje en relación con sus posibles aventuras y suerte final. Por ejemplo:

  1. El vidrio es transparente
  2. El vidrio es frágil (a que más de una vez han visto cómo se rompe un espejo o el cristal de una ventana, así que ya sabemos qué tan frágil podría ser nuestro personaje)
  3. El vidrio puede ser de colores
  4. El vidrio es reciclable (¿Se imaginan la aventura de nuestro personaje si se rompe y luego alguien lo recoge para convertirlo en un vidrio nuevo?)
  5. Es posible que otro elemento del cristal haya quedado fuera de nuestra lista, pero no del cuento. Piensa que otra característica tiene el vidrio y súmala a la historia que vamos a escribir a continuación.

El cuento de un personaje hecho de vidrio.

Siempre otro cuento es posible

En caso de que les parezca poco divertido imaginar un cuento con un personaje hecho de vidrio, sugerimos otras posibilidades que también pueden tomar como posible característica de su personaje inventando, por ejemplo:

Un personaje hecho de helado

Un personaje hecho de fichas de lego

Un personaje hecho de agua

Un personaje hecho de… lo que tú quieras.

El recomendado para los padres y los profesores:

El ejercicio propuesto del personaje de vidrio nace de una propuesta realizada por el profesor y escritor italiano Gianni Rodari, en su libro Gramática de la fantasía, el cual recomendamos buscar para hacer más actividades como estas de creación literaria con niños.