Pasar al contenido principal

Secretos de un taller de ensayo


Una de las formas a las que hemos llegado a perfilar como humanidad, para transmitir nuestro saber entre nosotros, recibirlo de quienes nos precedieron y dejarlo a quienes nos siguen es la escritura de ensayos. Por ello, mantenernos al margen de este tipo de textos sería limitar nuestra posibilidad de aprender de otros, de reflexionar, de cuestionarnos y de cuestionar las ideas de otros y, en últimas, de generar conocimiento.

De alguna manera, la escritura de ensayos hace parte de nuestra esencia como seres que desarrollan tecnologías: desde la lengua y las puntas de lanza, hasta los nanobots y las formas de entender nuestras relaciones sociales, todo esto lo sabemos porque la humanidad ha desarrollado caminos y dispositivos para transmitir el saber de una manera más veloz que la prevista por la biología y nuestra carga genética. No se trata solo de la escritura, de la posibilidad de establecer una narrativa o una poética alrededor nuestro, de la necesidad de contar historias. Se trata aquí de nuestra capacidad de reflexionar, de debatir, y de llevar hacia otros el legado que como especie nos debemos.

Por ello, para el Concurso Nacional de Escritura Colombia, territorio de historias esta es una oportunidad de reflexión, de aprendizaje y de despliegue de nuestra creatividad para argumentar y ejercer nuestra ciudadanía de manera coherente. Los docentes y demás mediadores que se acerquen a este espacio encontrarán en principio una luz pequeña para que siga cada uno iluminando el sendero de aquellos con quienes trabaja. Es solo una luz. El fuego está en cada uno de los que se ha propuesto como misión en la vida este lugar de acompañamiento a los otros. De aquí, de las ideas con las que logremos seducirlos, podrán salir sus propias propuestas para enamorar del proceso a quienes le han dado un vistazo a la escritura.

CNE
CNE

RecomendadosEnsayos Recomendados

Recomendados

Ensayos Recomendados

El ensayo moderno, por Virginia Woolf

Una de las mejores ensayistas en lengua inglesa, Virginia Woolf quiso, a través de un ensayo, prologar una antología de ensayos de Ernest Rhys de 1922, con un resultado maravilloso: contarnos lo que para ella sería este género. Es de los textos que mejor nos ilumina el sendero, pero ya verás que es justamente el sendero, y no la luz, lo que resulta difícil de seguir. Si deseas conocer algo más de nuestra reina británica de la escritura, te recomendamos Una habitación propia, de 1928, considerado uno de los textos clave del feminismo de principios del siglo XX.

LÉELO COMPLETO AQUÍ

CNE
CNE